Comprar el baño del niño online

🏆Comprar el baño del niño Online

Última actualización el 2021-03-04 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

El mejor el baño del niño

Última actualización el 2021-03-04 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

🐹 La pintura de baño francesa

Las obras de Cassatt abarcaban muchos estilos, aunque ella expuso en el Salón Impresionista, y regularmente innovaba nuevas técnicas para sus pinturas. De los grabados japoneses de bloques de madera, podemos ver su influencia en El baño del niño. El punto de vista alto, el recorte cercano de las formas, y el contorno audaz eran todos dispositivos artísticos poco ortodoxos en el momento en que hizo esta pintura. Utilizando las técnicas mencionadas, Cassatt fue capaz de representar esta escena íntima de manera muy sentimental, sumergiéndonos en la bañera sin caer en un dulce sentimentalismo. Las obras de Edgar Degas, que hizo varias obras similares, también inspiraron a Cassatt a usar esta técnica japonesa de bloques de madera.

⚠️ Ofertas de última hora para el baño del niño online

El Baño del Niño (o El Baño) es una pintura al óleo de 1893 de Mary Cassatt, una artista americana. La pintura continúa su interés en retratar el baño y la maternidad, pero en su ángulo de visión es diferente. Las xilografías japonesas y Edgar Degas influyeron tanto en el tema como en la perspectiva del techo.[1][2]
Hubo muchos brotes de cólera en Francia a mediados de la década de 1880, y las campañas de salud pública pedían que la gente se bañara regularmente[4]. El baño se entendió como una medida de protección médica contra las enfermedades[5]. Al mismo tiempo, se alentó a las madres a cuidar de sus propios hijos, utilizando las prácticas de higiene modernas que se utilizaban en ese momento, en lugar de recurrir a cuidadores[4].
El interés de Cassatt en representar la relación madre-hijo se hizo evidente cuando comenzó a especializarse en las puntas secas y los pasteles después de 1887, y tenía la intención de sacar el “significado psicológico, sociológico y espiritual” de las rutinas y temas cotidianos.[6] Mientras que la propia artista nunca describió específicamente la razón de la pericia de Cassatt en tal tema, los estudiosos han …[6]

🍀 ¿cuáles son el mejor el baño del niño?

1878En el tronco Este lienzo representa a una mujer glamurosa en la Comedie-Francaise, un teatro popular de París, viendo una obra de día. Mientras levanta un par de gafas de ópera a sus ojos, el perfil de la mujer se ajusta al terciopelo rojo y la decoración dorada de los asientos de palco detrás de ella. En la ropa de otras figuras del fondo, se refleja el negro de su vestido, incluyendo a un hombre de muchos palcos que la mira a través de sus propios anteojos. El hecho de que los representantes del público bien vestido estén dando sus propios espectáculos para cada uno ha sido perceptiblemente captado por Cassatt. Mientras que ella misma se convierte en el centro de la mirada del hombre, la figura principal puede estar mirando el escenario u observando a sus compañeros de teatro; mientras tanto, el espectador, que está situado justo al lado de la mujer, contempla toda la escena. En 1878, cuando Cassatt exhibió In the Loge en Boston, un crítico lo alabó escribiendo que la obra de Cassatt “superaba la fuerza de la mayoría de los hombres”. Óleo sobre lienzo, Museo de Bellas Artes de Boston, Boston

🤩 ¿por qué comprar el baño del niño?

Mary Cassatt, la primera artista americana en presentar su trabajo con los impresionistas franceses, fue invitada por primera vez en 1877 por Edgar Degas para exponer con el grupo. Ella se había desencantado con el arte académico convencional en ese momento. En sus obras impresionistas, Cassatt, como su amigo Degas, se concentró en la forma humana, especialmente en retratos sensibles pero no sentimentales de mujeres y niños. Una de las obras maestras de Cassatt es El baño del niño, con su llamativa y poco ortodoxa composición. Utilizó dispositivos poco ortodoxos en ella, como formas recortadas, patrones y contornos audaces, y una perspectiva aplanada, todo ello derivado de su estudio de los grabados japoneses en madera. Los vibrantes patrones juegan entre sí y sirven para acentuar la desnudez del niño, cuyas frágiles piernas blancas son tan rectas como las líneas del vestido a rayas de la mujer. El punto de vista elevado permite al espectador experimentar esta escena tan íntima, pero no participar en ella. La composición de Cassatt refuerza así su tema: la tierna absorción de una mujer con un niño.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad