Cuando se acuesta y se levanta el niño dios

Cuando se acuesta y se levanta el niño dios

Me acostaré y dormiré en paz

Jeremías 29:11 es uno de los versículos más citados de la Biblia. Lo has visto, ¿verdad? La promesa de Dios para la prosperidad y la esperanza se reclama como un verso de la vida y se blasona en cualquier lugar, desde las almohadas a las tazas y los títulos de las redes sociales.

Jeremías 29:11 no es una promesa específica para cada uno de nosotros. Es una poderosa afirmación sobre nuestro buen Dios. En todos los rincones del mundo, los hijos de Dios se enfrentarán a pruebas. Y aunque Él no nos librará necesariamente de los problemas, nos dará la esperanza y la fuerza para prosperar mientras los vivimos.

A pesar de las circunstancias desalentadoras, y ante los grandes desafíos, Dios tiene el control. Y nos llama a trabajar con Él. Una y otra vez, hemos visto que Dios trae esa esperanza y fuerza prometidas a la gente a través de las personas. Personas como tú.

Los “planes de prosperidad” de Dios probablemente no coinciden con nuestras definiciones terrenales. Sus planes son mucho más grandes, y siempre promueven su bien. Tal vez sus planes para prosperar son planes para atraerlo a su obra. Planes que te invitan a cuidar de los demás de la manera más práctica. Planes que te bendicen más profunda y ricamente de lo que podrías haber imaginado.

Me acuesto y duermo porque el señor me sostiene

Y le traían niños para que los tocara, y los discípulos les reprendían. Pero Jesús, al verlo, se indignó y les dijo: “Dejad que los niños se acerquen a mí; no se lo impidáis, porque de los que son como ellos es el reino de Dios. En verdad os digo que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él”. Y, tomándolos en brazos, los bendijo, imponiéndoles las manos.

  Que significa soñar con un niño llorando

En aquel momento se acercaron los discípulos a Jesús, diciendo: “¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?” Y llamando a un niño, lo puso en medio de ellos y les dijo: “En verdad os digo que si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el Reino de los Cielos. El que se humilla como este niño es el más grande en el reino de los cielos. “El que recibe a un niño como éste en mi nombre, me recibe a mí, …

He aquí que los hijos son una herencia del Señor, el fruto del vientre una recompensa. Como flechas en la mano del guerrero son los hijos de la juventud. Bienaventurado el hombre que llena su carcaj con ellos. No será avergonzado cuando hable con sus enemigos en la puerta.

Me acuesto y duermo; vuelvo a despertar

Este fin de semana mi dulce nieta de 12 meses y sus padres vinieron de visita. No es algo inusual. Tengo la suerte de tener a mis hijos y a sus familias a poca distancia de StoneGable. Emma Kate es tan dulce, delicada, femenina y risueña. ¡Y es una alegría! Y se está volviendo parlanchina. Oh, una niña parlanchina. Me encanta. Y esta pequeña me hizo recordar un gran precepto de Dios mientras chapoteaba en la piscina para bebés de nuestro patio. Literalmente, de la boca de los bebés… El día era bastante caluroso y perfecto para poner la pequeña piscina azul bajo el árbol del patio y dejar que Emma Kate jugara con unos bonitos juguetes de piscina inspirados en la playa. Estaba adorable con su coqueta falda de baño rosa y su top de lycra rosa. Debo haber tomado cientos de fotos.

  Fiesta dia del niño en casa

Cuando Emma Kate empezó a decir esto hace un mes, pensamos que estaba pidiendo burbujas. Pero no pasó mucho tiempo antes de que su mami se diera cuenta de que estaba diciendo “BIBLIA”. Y sólo lo decía cerca de mí. Al instante hicimos la conexión. Desde el día en que nacieron mis preciosos Anderson y Emma Kate les he cantado Jesús me ama. Cada vez que nos encontramos cara a cara y muchas veces cuando están aquí en StoneGable durante la noche.

Ahora me acuesto a dormir

La palabra perro se utiliza muchas veces en las Escrituras, pero no se trata de lindas mascotas de la casa. Cuando la palabra es usada usualmente está hablando de gente impía o de animales medio salvajes o peligrosos que usualmente deambulan por las calles en manadas en busca de comida. Son sucios y no hay que meterse con ellos. Los falsos apóstoles, los perseguidores, los necios, los apóstatas y los pecadores impenitentes son llamados perros.

1. Apocalipsis 22:13-16 Yo soy el primero y el último. Yo soy el principio y el fin. Los que lavan sus ropas limpias son felices (que son lavados por la sangre del Cordero). Tendrán derecho a entrar en la ciudad por las puertas. Tendrán derecho a comer el fruto del árbol de la vida. Fuera de la ciudad están los perros. Son las personas que siguen la brujería y los que hacen pecados sexuales y los que matan a otras personas y los que adoran a dioses falsos y los que les gusta la mentira y les dicen.  “Yo soy Jesús. He enviado a mi ángel con estas palabras a las iglesias. Yo soy el principio de David y de su familia. Yo soy la brillante Estrella de la Mañana”.

  Fáciles disfraz de pirata para niño casero