Rosario al divino niño jesús letra

Rosario al divino niño jesús letra

Coronilla de la Divina Misericordia

Divino Niño Jesús, sé que me amas y que nunca me dejarás. Te agradezco tu presencia cercana en mi vida. Infante Milagroso, creo en tu promesa de paz, bendiciones y liberación de la necesidad. Pongo en tus manos toda necesidad y cuidado. Señor Jesús, que siempre confíe en tu generosa misericordia y amor. Quiero honrarte y alabarte, ahora y siempre. Amén.

Oh querido y dulce Niño Jesús, te ofrezco mi voluntad, para que la fortalezcas, mi mente para que la inspires, mi memoria para que la llenes, mis deseos y anhelos para que los limpies, mis intenciones para que las guíes, todas mis actividades interiores y exteriores para que las hagas sagradas. Todo lo que soy y todo lo que tengo es tuyo. Tu amor por mí es mi esperanza y mi confianza. Escúchame y haz que nunca te abandone. Amén.

Oh queridísimo y dulce Niño Jesús, mírame, pobre sufriente que, sostenido por una fe viva, invoca tu ayuda divina para curar mi enfermedad. Pongo toda mi confianza en ti. Sé que todo lo puedes y que eres muy misericordioso, pues tú mismo eres la misericordia infinita. Oh pequeño gran Infante, por tu divina virtud y el inmenso amor que tienes por todos los que sufren, los oprimidos y los necesitados, escúchame, bendíceme, ayúdame, consuélame. Amén. Gloria (tres veces).

  Feliz dia del niño a mis sobrinos

Santo niño Jesús

Oh Jesús, que has dicho: “Pedid y recibiréis, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá”, por intercesión de María, Tu Santísima Madre, llamo, busco, pido que se me conceda mi oración.

Oh Jesús, que has dicho: “Todo lo que pidáis al Padre en mi nombre, os lo concederá”, por la intercesión de María, Tu Santísima Madre, pido humildemente y con urgencia a tu Padre en tu nombre que mi oración sea concedida.

Jesucristo es verdaderamente Dios, la Segunda Persona de la Trinidad, el Hijo, el Verbo Eterno, que con el Padre y el Espíritu Santo siempre fue, es y será. En el principio era el Verbo” (Juan 1:1)

Oración diaria al santo niño Jesús

La Coronilla de la Divina Misericordia es una devoción relativamente reciente pero muy popular revelada por Nuestro Señor a Santa María Faustina Kowalska, una monja polaca. El Viernes Santo de 1937, Cristo se le apareció a Santa Faustina y le pidió que recitara esta coronilla durante nueve días, comenzando el Viernes Santo y terminando en la Octava de Pascua (el domingo después del Domingo de Pascua), ahora conocido como el Domingo de la Divina Misericordia.

La coronilla se reza con más frecuencia durante esos nueve días, pero se puede rezar en cualquier momento del año, y Santa María Faustina la rezaba casi sin cesar. Se puede utilizar un rosario estándar para rezar la coronilla, y la devoción completa dura apenas 20 minutos, más o menos el tiempo que se tarda en rezar el rosario.

  150 latidos por minuto niño o niña

Expiraste, Jesús, pero la fuente de la vida brotó para las almas, y el océano de la misericordia se abrió para el mundo entero. Oh Fuente de Vida, insondable Misericordia Divina, envuelve al mundo entero y vacíate sobre nosotros.

Dios eterno, en quien la misericordia no tiene fin y el tesoro de la compasión es inagotable, míranos con bondad y aumenta Tu misericordia en nosotros, para que en los momentos difíciles no desesperemos ni nos desanimemos, sino que, con gran confianza, nos sometamos a Tu santa voluntad, que es el Amor y la Misericordia mismos. Amén.

Promesas de la coronilla del Niño de Praga

Escritura: Reunidos, le preguntaron: “Señor, ¿restaurarás en este momento el reino a Israel?”. Él les dijo: “No os corresponde a vosotros conocer los tiempos o las épocas que el Padre ha fijado con su propia autoridad. Pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo haya venido sobre vosotros; y seréis mis testigos en Jerusalén y en toda Judea y Samaria y hasta el fin del mundo.” Y cuando hubo dicho esto, mientras ellos miraban, fue levantado, y una nube lo arrebató de su vista. Y mientras miraban al cielo mientras él se iba, he aquí que dos hombres, vestidos de blanco, se pusieron junto a ellos y dijeron: “Hombres de Galilea, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este Jesús, que ha sido arrebatado de vosotros al cielo, vendrá de la misma manera que le habéis visto ir al cielo”. (Hechos 1:6-11).

  Que duerma mi niño en nahuatl y español

Escritura: Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar. Y de repente vino del cielo un ruido como el de un viento impetuoso, que llenó toda la casa donde estaban sentados. Y se les aparecieron lenguas como de fuego, repartidas y posadas sobre cada uno de ellos. Y todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablaran.  (Hechos 2:1-4).